Search for content, post, videos

Labios: Como maquillarlos correctamente

portada

Al hablar de belleza femenina se nos vienen muchas imágenes y colores con los cuales se pueden crear infinidades de tendencias.

El rostro es un lienzo en blanco, donde el maquillaje nos permite definir, perfeccionar y crear diferentes maquillajes dependiendo de la ocasión, ya que cada uno del conjunto juega un papel fundamental.

Esta vez nos enfocaremos en los labios, el maquillarlos se convierte en unos de los aspectos más importantes dentro del conjunto del rostro. Cada persona tiene labios diferentes y muchos de ellos no mantienen la armonía general con el resto de la morfología del rostro. Es por ello que como profesionales es indispensable realizar un estudio de su morfología y poder así catalogar el tipo de labio con el cual trabajaremos.

Lo primero que se debe hacer a la hora de maquillar los labios es medir, con la ayuda de un pincel,  la distancia desde el centro de cada pupila hasta el extremo de las comisuras, ese es el límite que los labios deben tener, el ancho del “corazón de los labios” o “arcos de cupido” debe ir en el centro de las fosas nasales, el grosor del conjunto debe ser igual tanto para el labio superior como para el inferior.

labios-acido-hialuronico-clinica-fidentzia

 

Tipos de labios y recomendaciones al maquillarlos:

  1. Labios delgados: para dar más volumen a este tipo de labio se tiene que perfilar por encima del contorno natural con un lápiz de color natural, beige o del mismo color del labial escogido, nunca delinear con un color oscuro, ya que el efecto que tomará será aún más fino. Para maquillarlos utilizar labiales en tonos claros, brillantes y nacarados. Para finalizar, aplicar gloss en el centro del labio inferior lo cual le dará un efecto más grueso.
  2. Labios equilibrados: se caracterizan por su longitud o tamaño que debe coincidir con las distancias existentes entre el centro de las pupilas. Estos labios no requieren de una corrección.
  3. Labios gruesos: en estos tipos de labios se puede mantener su forma natural delineándolos con un lápiz marrón claro o rosa. Dependiendo del color natural que tengan se puede elegir el tono del perfilador más parecido al de la piel, para que no se note y maquillarlos por dentro hasta colorearlos en su totalidad. Posteriormente aplicamos el labial adecuado para darle mayor protagonismo y sensualidad y como tips final el brillo.
  4. Labios desiguales: estos tipos de labios son aquellos en los que el labio superior e inferior no tienen un ancho homogéneo. El objetivo del maquillaje tiene que ir enfocado en equilibrar el tamaño, ya sea aumentando el volumen de la parte más fina o reduciendo la superficie de la parte más gruesa. Para ello hay que perfilar el contorno hacia afuera en el primer caso y en el segundo hacia adentro.
  5. Labios caídos (las comisuras de los labios van hacia abajo): Se debe delinear el labio inferior desde el centro hasta los extremos con un color natural, pero al llegar a la comisura no se debe continuar el perfilado de la misma si no que se debe forzar la línea hacia arriba. Otra truco que se puede hacer es colocar base en la comisura de los labios y elaborar el trazo del corazón del labio superior y extenderlo hasta 1mm antes de la comisura de los labios, desde allí se debe unir esta línea con el delineador del labio inferior.
  6. Boca grande: este tipo de boca puede ser un gran atractivo siempre y cuando no sea excesivamente grande, si es este tipo de boca con el cual se debe trabajar hay que disimular su tamaño. Para que parezca más pequeña y gruesa se debe aplicar lápiz de labios en el extremo interior de la boca, luego rellenar y aplicar 2 capas de labial más un glosss, pero sólo en el centro de los labios.
    Los tonos mates funcionan mejor con este tipo de boca.
  7. Boca pequeña: para este tipo de boca se debe crear la ilusión de que es más grande. Para ello hay que alargar ligeramente el labio superior delineando un poco más allá de las comisuras y ensanchar el inferior delineando un poco más abajo, principalmente en la parte media. Después se rellena de color con el labial y se finaliza con un gloss para dar la ilusión de volumen.
    Los tonos claros y anacarados y el uso del gloss provocarán un efecto volumen.
    Ahora si la clienta tiene la boca pequeña y los labios finos o delgados puedes utilizar un tono oscuro y aplicar gloss en el centro para hacerlos más carnosos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *