Search for content, post, videos

¿Cuál es la mejor temporada para hacer tratamientos?

portada

Como profesionales debemos ser conscientes que los factores climatológicos los cuales son fundamentales para el desarrollo de tratamientos en la piel. Los estaciones de otoño e invierno son los más adecuados para realizar tratamientos estéticos con menores cuidados y mejores resultados, ya que la exposición al sol es menor y se cuenta con más tiempo para realizar el proceso adecuadamente.

Además, hay que tener en cuenta que en estos meses se enfatizan los siguientes conceptos relacionados con el buen resultado de tu trabajo:

  • Progresión: Los tratamientos van dando sus frutos a medida que avanzan las sesiones.
  • Continuidad: Es fundamental la constancia con el proceso para poder realizarlo sin interrupciones.
  • Combinación: Se pueden agrupar varios tratamientos para obtener mejores efectos.

Los tratamientos para esas épocas no solo se aplican al rostro y manos, sino también al cuerpo. En este caso, se necesita invertir en maquinaria. Algunos procedimientos no invasivos recomendados para realizar antes del verano son:

SkinLight: Es la última tecnología en estética no invasiva que brinda la combinación perfecta de las diferentes técnicas como la dermoabrasión con punta de diamante, vacum, electroporación, fotoporación, fototerapia y crioterapia para realizar diferentes tratamientos anti envejecimiento.

Ideal para tratar flacidez, manchas, acné, arrugas, alteraciones pigmentarias y problemas derivados de la deshidratación cutánea.

Dermoabrasión: Permite una exfoliación y abrasión de la piel controlada, rápida y eficaz. Con la dermoabrasión se realizan tratamientos de peeling facial y se tratan estrías, queratosis (engrosamiento de la piel), cicatrices de acné, pieles seborreicas, prevención y tratamiento del envejecimiento cutáneo, arrugas e hiperpigmentaciones. Además devuelve brillo y lozanía a la piel.

Drenaje facial: Gracias a los cabezales de succión con punta de teflón el drenaje activa la circulación sanguínea, drena la piel, reduce el exceso de sebo en los poros y facilita la extracción de comedones (protuberancias cutáneas del acné).

Exfoliación: Podemos usar una crema exfoliante específica o una crema hidratante

y frotarla levemente con un guante de crin húmedo por todo el cuerpo, ayudando a

eliminar las células muertas. Un dato importante es que existen cremas catalogadas

como de verano o invierno. La diferencia básica es su consistencia y espesor

Crioterapia:

Esta técnica consiste en la aplicación de frío sobre el organismo para aprovechar sus efectos descongestivos, tonificantes y tensores en la piel. Ideal para pieles con rosácea o acné.

Aprovecha las bondades de las estaciones y comienza a realizar tratamientos correctos, no invasivos y con resultados perfectos.

Ingresa aquí y consigue lo necesario para la temporada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *