Search for content, post, videos

Manicure: tipos y tratamiento a parafina.

Daisies Spa Manicure Blue Beauty Flowers As Desktop Wallpapers

Unas manos bonitas, suaves y bien cuidadas son siempre uno de los símbolos más representativos de la feminidad. Como profesionales sabemos que las uñas son un icono de elegancia, belleza y delicadeza, así como también son parte de la carta de presentación de una persona, es por ello que se necesitan de cuidados específicos, ya que están expuestas todo el tiempo, lo que las hace vulnerables a cualquier daño posible, y por ello hay que tener en consideración los tipos de tratamientos que se le puede dar a las uñas dañadas.

Una manicure bien realizada unida al cuidado de las manos, son tratamientos fundamentales para protegerlas, del mismo modo es indispensable que las uñas y cutículas reciban hidratación. A los clientes se les puede recomendar la utilización de cremas específicas o con ceramidas ,y por supuesto, mantener una alimentación saludable.

Tips para un manicure perfecto:

  • Eliminar el esmalte con un quitaesmaltes sin acetona.
  • No emplear limas metálicas.
  • Utilizar el bloque pulidor.
  • Aplicar en poca cantidad en la zona de la lúnula un ablandador de cutículas.
  • Antes de esmaltar la uña se debe usar una base protectora y dejarla secar por algunos minutos para que se absorba.
  • Se comienza maquillando la uña desde el centro, sin llegar totalmente a la los lados y la base.
  • Por último aplicar un esmalte protector al terminar.

Tipos de manicura:

  • Manicure tradicional: Consta de un limado, trabajo de cutícula, exfoliación, máscara hidratante y esmaltado.
  • Decorada: Manicura muy original, en la que se realizan dibujos o motivos en las uñas. Existen múltiples diseños.
  • Manicura francesa: Se fijan adhesivos con forma de media luna en las uñas, dejando las puntas de las uñas libres, se pintan las uñas con un esmalte blanco y finalmente se quitan los adhesivos. El resultado de la manicura francesa es clásico y elegante.
  • Cerámica: Se crea una capa de cerámica sobre la natural, dando la forma y color que se desee.
  • Peluche o manicura de terciopelo: Es una novedosa técnica, que trata, esencialmente, de suavizar el tacto de las uñas, dándoles una apariencia de fieltro con múltiples colores.
  • Manicura de gel: Ideal para las personas que se muerden las uñas y optan por las postizas. Se les aplica el color y la forma que se quiera.
  • Manicura craquelada: Se aplican dos capas distintas de colores, de modo que la capa que está encima parezca agrietada, dejando entrever el color que se haya debajo.
  • Manicura de caviar: Consiste en aplicar numerosas perlitas muy pequeñas, semejantes a las huevas, encima de las uñas, provocando un efecto en tres dimensiones.
  • Manicura con purpurina: Ideal para proporcionar un toque de brillo a la uñas, permitiendo crear distintos diseños con llamativos destellos.
  • Manicura de uñas acrílicas o porcelana: Se adaptan perfectamente a la uña original, dando una apariencia prolija. Se trata de uñas postizas con todo tipo de diseños y dibujos, a veces extravagantes.
  • Manicure anti-edad: Se utiliza para aclarar pieles pigmentadas, rejuvenecer las manos y tener una apariencia vitalidad. Incluye trabajo en uñas.
  • Esmaltado permanente: Tienen una durabilidad de 15 días con color y brillo excepcional.

Tratamiento de parafina para manos:

parafina

 

 

 

 

 

 

 

 

La parafina para manos está enriquecida con activos naturales que otorgan una hidratación profunda que suaviza, nutre y protege la piel de nuestras manos.

Además alivia dolores ostioarticulares como tendinitis, artritis y reumas.

El tratamiento con parafina caliente funciona de la siguiente manera:

La queratina caliente hace que la humedad de la piel suba a las capas superiores. Sin embargo, la parafina endurecida es impermeable y esa humedad no puede salir con lo que vuelve a la piel hidratando cada nivel de ella de un modo profundo.

El procedimiento que se utiliza con parafina (muy usado en manicura) es el siguiente:

  • Se debe limpiar y desinfectar la zona a tratar a conciencia.
  • Aplicar con un leve masaje una crema humectante sobre la zona.
  • Calentamos la parafina en una olla de parafina a una temperatura elevada pero que no supere los límites de tolerancia de la piel.
  • Para aplicar la parafina sobre la zona a tratar podemos sumergir la zona muy despacio (ideal para las manos o pies) o bien aplicar la parafina con un pincel si la zona no fuera sumergible. Si lo hacemos por inmersión, en manos y pies, intentar que los dedos estén lo más separados posibles.
  • Repetimos este proceso de aplicar parafina tres o cuatro veces, según sea el espesor de la parafina, hasta conseguir un grosor adecuado.
  • Una vez aplicada la parafina, procedemos a cubrir la zona con plástico, o introducirla en un plástico si fuera posible (ojo, en la cara no es procedente o se asfixiaría nuestro cliente) y la cubrimos con toallas para evitar que se vaya el calor.

Es importante que no se mueva la cliente mientras esté puesta la parafina ya que ésta tiende a resquebrajase y si eso sucede no surte efecto el tratamiento. Cuando la parafina se sienta fría, se retira cuidadosamente.

La piel aparece tras este tratamiento con parafina mucho más suave y resplandeciente, como la seda.

Es importante tener en cuenta que la parafina no se reutiliza.

La parafina para manos se recomienda en su aplicación todos los días para aquellas personas que sufren de problemas articulares. Para quienes necesitan mantener sus manos hidratadas es recomendable una vez por semana.

Esta técnica es especial para los días de más calor.

Como todo tratamiento, no se debe recomendar para personas que no puedan soportar el calor directo, que tengan heridas o llagas.

Nuestros productos:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *